–––
Ford Edge

Ford Edge

Desde 38.112euros
  • Carrocería SUV
  • Puertas 5
  • Plazas 5
  • Potencia 190 - 238 cv
  • Consumo 5,8 - 6,9 l/100km
  • Maletero 602 - 1.847 litros
  • Valoración 4,3

Si hay algo que Ford, y los americanos, saben hacer es grandes SUV. Son los reyes en este campo y mientras en Europa la moda tiene apenas una década, al otro lado del Atlántico llevan jugando esa partida mucho tiempo. El Ford Edge es un digno representante de ese mercado exportado al viejo continente, tendencia que cada vez más marcas están copiando.

Mientras que aquí consideramos al Edge como un SUV de gran formato, en Estados Unidos es de tamaño compacto. Ford lo puso a la venta por primera vez en el año 2006. Una primera generación que no tocó suelo europeo ante la falta de demanda de ese tipo de vehículos, y cuya existencia se alargó hasta el año 2014.

En ese año el Ford Edge apareció en escena con su segunda generación, una generación que sí cruzó el charco con el fin de sumar ventas en los mercados europeos. Su imagen no puede ser más americana, un SUV de generoso tamaño pensado más para su mercado nativo que para el nuestro, aun así, Ford introdujo un lavado de cara en 2019, modelo que actualmente ocupa nuestra atención.

Características técnicas del Ford Edge

Consigue el mejor precio para el Ford Edge

Ford cuenta a su favor con un portfolio de productos muy variado. Como parte de un programa de arquitectura escalar y polivalente, el Edge de segunda generación hace uso de la plataforma CD4, la misma que usan otros modelos de la casa como el Ford Mondeo, el Ford Galaxy o el Ford Fusion americano. Una arquitectura adaptada a su condición de SUV.

Eso nos deja con unos tamaños de generosas proporciones: 4,83 metros de largo, 1,98 metros de ancho y 1,73 metros de alto. Con esas medidas el Ford Edge queda perfectamente enclavado en la categoría D-SUV europea, convirtiéndose en el SUV más grande de la casa, por encima del Ford Ecosport, del Ford Puma y del Ford Kuga.

A esas dimensiones exteriores debemos sumar una distancia entre ejes de 2,85 metros, lo suficientemente grande como para que cinco pasajeros se den cobijo en su interior con toda comodidad. En cuanto a volumen de carga la cifra mínima es de 602 litros de capacidad y un máximo de 1.847 litros. Cifras que lo sitúan en la parte alta de la tabla de su segmento en lo que a volumen de maletero se refiere.

Gama mecánica y cajas de cambio del Ford Edge

Aunque en Estados Unidos los motores son más grandes que los europeos, el Ford Edge que nos llega lo hace con una oferta limitada de motores, y a pesar de las tendencias de compra actuales tan solo aterriza con opciones diésel bajo el brazo, algo completamente lógico para un SUV que puede llegar a pesar más de dos toneladas de peso en vacío.

La oferta está compuesta por un solo propulsor, el 2.0 EcoBlue. Se trata de un bloque de dos litros de cilindrada turboalimentado que es capaz de mostrar dos niveles de potencia; 190 y 238 caballos con un par máximo de 400 y 500 Nm respectivamente. Sus consumos oficiales fijan un gasto medio de 5,8 litros por cada 100 kilómetros en ciclo NEDC para el 2.0 EcoBlue 190 y 6,9 litros para el 2.0 EcoBlue de 238 caballos.

De serie el Ford Edge trae consigo un sistema de tracción a las cuatro ruedas para todas las versiones. En cuanto a la transmisión, la variante de acceso, es decir el de 190 caballos, llega siempre asociado a un cambio manual de seis velocidades. Mientras, por su parte, el 2.0 EcoBlue de 238 caballos lo hace a una transmisión automática de ocho velocidades de tipo convertidor de par.

Equipamientos del Ford Edge

Los estándares americanos de equipamiento y calidad no son los mismos que los europeos. Europa es considerado el mercado más duro del mundo ya que aquí se exigen unos mínimos más altos. Para cumplir con tales objetivos Ford ha incluido muchos elementos tecnológicos en el interior del Edge, aunque no llega al nivel que otros modelos rivales dentro del segmento D-SUV generalista.

La oferta del Ford Edge está dividida en cuatro niveles: Trend, Titanium, ST Line y Vignale. Además de mejorar significativamente la carga tecnológica en cada nivel, también se modifica el aspecto exterior. Aunque en líneas generales el diseño es el mismo, los diferentes paquetes modifican los detalles, pasando de un aspecto más «convencional» de los acabados base a un aspecto más deportivo y elegante en los acabados ST Line y Vignale respectivamente.

Si nos centramos más en el equipamiento vemos como el Edge puede sumar muchos argumentos. Faros de LED, sistema de infoentretenimiento SYNC3 con pantalla táctil de ocho pulgadas, carga inalámbrica, sistema de sonido Bang & Olufsen, tapicería de cuero, techo solar, acceso y arranque sin llave, navegador, cuadro de instrumentos parcialmente digital, portón del maletero eléctrico, cámara trasera y por supuesto un buen nutrido equipo de elementos de seguridad y asistentes a la conducción.

El Ford Edge en vídeo

El Ford Edge según EuroNCAP

Aunque el Edge ha sufrido una renovación en 2019, mantiene los estándares de seguridad del modelo original de la segunda generación. Eso quiere decir que conserva los mismos valores. Valores que Euro NCAP ha determinado con su máxima puntuación, las cinco estrellas. Especialmente positivos fueron los resultados en apartados como la protección para pasajeros adultos y los asistentes a la conducción. Esto último se debe a que el Edge llega de serie con un amplio y destacado equipo de seguridad.

El Ford Edge de Km 0 y segunda mano

El Ford Edge es un modelo relativamente nuevo en el mercado español y de baja producción y volumen de venta. Esto ocasiona que no haya muchas unidades a la venta en los canales de ocasión y segunda mano. La depreciación del Edge es de un 33%, algo superior al resto de modelos con los que comparte segmento. Dicha depreciación hace que los precios se mantengan altos, nunca por debajo de los 20.000 euros.

La oferta de modelos con poco o ningún kilometraje es casi más extensa que la de segunda mano. Es un coche de baja tirada comercial y aunque haya unidades no son excesivas. En este punto encontramos diferencias entre el modelo de 2019 y de 2016, del cual todavía quedan unidades de stock a la venta con un precio muy similar a los modelos más nuevos. En este caso los precios rondan los 40.000 euros.

El Ford Edge y sus rivales

La jugada de traer el Edge al mercado europeo se basa en plantar cara al resto de marcas generalistas del segmento. Aunque hablamos de segmentos superiores a la media, eso no quiere decir que exista un dilatado grupo rival dentro de nicho de mercado de los D-SUV generalistas. Hablamos de rivales tan importantes como el KIA Sorento, el Hyundai Santa Fe, Volkswagen Touareg, el Nissan X-Trail o el Jeep Grand Cherokee. Todos ellos son competidores en tamaño, y en precio, aunque en ese caso la oferta es más variada.

Puntos Destacables

  • Capacidades offroad
  • Confort de marcha
  • Habitabilidad

Puntos Mejorables

  • Peso
  • Gama mecánica limitada (ausencia de versiones de acceso)
  • Precios acabados superiores

Precios del Ford Edge

SUV de gran formato y segmento generalista. La mezcla provoca unos precios muy competitivos para los modelos de acceso pero algo más elevados para los acabados superiores. En el más accesible de los casos el Ford Edge tiene un precio de salida de 42.134 euros. Precio que corresponde a la variante de 2.0 EcoBlue de 190 caballos y acabado Trend. Si optamos por el motor 2.0 EcoBlue de 238 caballos el precio mínimo asciende hasta los 50.834 euros, asociado eso sí al acabado Titanium.

Galería de fotos del Ford Edge

string(56) "https://www.actualidadmotor.com/modelos/ford-edge-ficha/"