–––
Mercedes Clase G

Mercedes Clase G

Desde 122.700 euros
  • Carrocería Todoterreno
  • Puertas 5
  • Plazas 5
  • Potencia 286 - 585 cv
  • Consumo 10,8 - 16,4 l/100km
  • Maletero 454 litros
  • Valoración 4,7

Cuando hablamos del Mercedes Clase G hablamos de uno de los modelos más icónicos de la historia. Su historia está repleta de grandes momentos, y aunque los todoterreno no son los grandes dominadores de la historia, el Clase G ha firmado con letras de oro algunas páginas del mundo del motor. Un todoterreno de los de antes adaptado al siglo XXI.

La historia del Mercedes Clase G arranca en el año 1979. Desarrollado inicialmente como un vehículo de uso militar, a finales de la década arrancó su comercialización como turismo comercial. Un modelo tosco que rápidamente conquistó a los amantes del campo. Un habilidoso todoterreno de fácil mantenimiento que era capaz de aguantar lo que le echasen.

Con esas características el Clase G sigue vivo a día de hoy, aunque ha ganado importantes cualidades fuera del asfalto. Sigue siendo un vehículo rudo, pero su fama se ha afianzado. El último modelo ha sido lanzado al mercado en el año 2018, y en él se introducen ligeras modificaciones de diseño, pero importantes novedades en los apartados de mecánica y tecnología.

Características técnicas del Mercedes Clase G

Mercedes Clase G

Bajo la musculosa carrocería del Mercedes Clase G se esconde un chasis muy evolucionado que, además de reducir el peso, incrementa la rigidez que a su vez mejora la conducción. Esta nueva arquitectura permite además la integración de nuevos sistemas mecánicos, pero eleva ligeramente las cotas con respecto a la generación anterior.

Desde hace años el Clase G solo dispone de un formato, habiéndose deshecho Mercedes de su carrocería de tres puertas. El G de cinco puertas y carrocería larga nos lleva a los 4,82 metros de largo, 1,93 metros de ancho y 1,97 metros de alto. A esas considerables cotas exteriores hay que añadir una distancia entre ejes de 2,89 metros.

A pesar del tamaño, el Clase G ofrece un volumen de carga mínimo de 454 litros, ampliables a 1.941 si abatimos la fila posterior de asientos. Donde realmente destaca es en cotas todoterreno. 31 grados de ángulo de entrada, 30 grados de ángulo de salida y 26 grados de ángulo ventral. Hay que añadir una altura libre con respecto al suelo de 24 centímetros y una altura de vadeo de 70 centímetros.

Gama mecánica y cajas de cambios del Mercedes Clase G

 

El Mercedes Clase G no es un modelo para todos los públicos. Sus casi 2.500 kilogramos de peso son difíciles de mover. Las capacidades off-road exigen motores de alta potencia para poder afrontar algunos de los obstáculos más difíciles. Por ello la gama mecánica consta de dos variantes diésel y otras tanta de gasolina.

La oferta de potencia arranca con el G 350 d. Un bloque de seis litros en línea que entrega 286 caballos y 600 Nm de par. Le sigue el G 400 d, que empleando el mismo bloque eleva las prestaciones hasta los 330 caballos y los 700 Nm de par motor. De ahí saltamos a la oferta de motores de gasolina, que en todos los casos emplea un bloque V8 biturbo de cuatro litros.

En el menor de los casos encontramos al G 500 con 421 caballos y 610 Nm de par. Y por encima de todos ellos está el AMG G 63 de 585 caballos y 850 Nm de par. Todas las unidades llegan asociadas a una caja de cambios automática de nueve velocidades y a un sistema de tracción total con diferencial central y posterior para mejorar las capacidades todoterreno.

Equipamientos del Mercedes Clase G

Interior del Mercedes Clase G

Los cambios más significativos vividos por las últimas ediciones del Mercedes Clase G los encontramos en el interior. Se podría decir que el alemán ha ido alejándose del campo para caer a la tentación de las comodidades y la tecnología. Aunque sus capacidades fuera del asfalto siguen vigentes, las modernidades del habitáculo nos presentan un coche mejor.

No solo es el incremento de equipamiento el que entrega esa sensación, también la mejora de los materiales. Actualmente el Clase G ofrece un habitáculo muy cuidado donde se entremezclan materiales de lujo como el cuero, la Alcántara o la fibra de carbono. Además de eso hay que sumar una disposición de elementos más moderna, donde es imposible no destacar la presencia del doble panel de 12,3 pulgadas.

En cuanto a equipamiento, el Mercedes Clase G no puede disfrutar de los mismos elementos que otros modelos de la casa, como por ejemplo el Mercedes Clase S, pero sí que puede disponer de una amplia oferta de sistemas como: faros matriciales de LED, techo solar, acceso y arranque sin llave, navegador, cámara de 360 grados y un completo equipo de asistentes y ayudas a la conducción.

El Mercedes Clase G en vídeo

Mercedes Clase G según Euro NCAP

En cuanto a seguridad, como obliga la legislación, el Mercedes Clase G ha sido sometido a las exigentes pruebas de choque Euro NCAP. Tras someterlo al análisis, los resultados arrojan una valoración de cinco estrellas para el todoterreno alemán, la máxima puntuación posible. Los mejores resultados se obtienen en protección de pasajeros adultos e infantiles con una valoración de 90 y 83 sobre 100. Algo inferiores son las notas en protección de peatones, 78 sobre 100, y funcionamiento de asistentes, 72 sobre 100.

El Mercedes Clase G de Km 0 y Segunda mano

Hablar del Clase G es hablar de uno de los modelos más populares de la marca, al menos uno de los históricos. Al llevar a la venta desde 1979, en el mercado secundario presenta una larga colección de modelos a la venta. A pesar de ello se aprecia una baja devaluación del modelo gracias a su popularidad, a su fama de durabilidad y a su capacidad todoterreno. Una valoración mejor que la de sus rivales.

Si echamos un vistazo al mercado de segunda mano vemos que las unidades más baratas datan de mediados de los años 90, con un precio de salida próximo a los 17.000 euros. La cuantía puede variar considerablemente en función del estado del vehículo o las modificaciones que incorpore. El canal de Km 0 es inexistente. Los concesionarios no acumulan stock ante la baja demanda del producto y la alta exclusividad del comprador que lo solicita.

Rivales del Mercedes Clase G

Mercedes Clase G en asfalto

Partamos de la base que el Mercedes Clase G no tiene rivales directos, al menos en nuestro mercado. Ningún fabricante es capaz de ofrecer el mismo enfoque que ofrece el alemán, aunque sí hay modelos similares en tamaño y capacidades que pueden hacerle sombra al salir del asfalto. Modelos como el Toyota Land Cruiser, Jeep Wrangler y Land Rover Defender. Modelos todoterreno que se alejan bastante del concepto SUV que pueden presentar otros rivales como el BMW X5 o el Porsche Cayenne.

A destacar

  • Aptitudes off-road
  • Tecnología
  • Confort

A mejorar

  • Precio elevado
  • Opciones de motorización
  • Precio opcionales

Precios del Mercedes Clase G

Las capacidades del Clase G no son baratas de comprar. En el mejor de los casos el Mercedes Clase G tiene un precio de salida de 122.700 euros, sin ofertas o promociones. Este valor corresponde a un G 350 d con acabado base. En el otro lado de la balanza encontramos al todopoderoso AMG G 63 con una oferta de salida de 183.150 euros. Estas cantidades deben ser tomadas como mera orientación, pues el precio final puede crecer considerablemente en función del equipamiento y el grado de personalización.

Galería de fotos del Mercedes Clase G