Prueba Audi A3 Sportback 30 TDI 116 CV S line

Prueba Audi A3

Audi arriesgaba y lanzaba al mercado en el año 1996 el primer compacto premium, el Audi A3. La jugada salió bastante bien a la marca de los cuatro aros, pues rápido se convertiría en uno de los modelos más vendidos de toda su historia. Solo le supera su hermano mayor, el A4. Hasta el momento, conocíamos tres generaciones, de las cuales se han comercializado más de 5 millones de unidades.

Pero aunque parezca mentira, han pasado 24 años desde que debutara aquel primer A3 de tres puertas, y 8 años desde que se estrenara la tercera generación en 2012. La marca de Ingolstadt acaba de poner a la venta la cuarta generación, que ya está disponible en los concesionarios. ¡Ya nos hemos puesto al volante! Bienvenidos a esta primera prueba del Audi A3, que hemos conducido en versión 30 TDI de 116 CV.

El Audi A3 tiene diseño continuista, pero más dinámico

Lo primero que debemos destacar es que pese a que se trata de un relevo generacional, no hay grandes cambios en su estructura. Como los nuevos Volkswagen Golf y Seat León (primos hermanos de este A3), no hay cambio en la plataforma, que sigue siendo la famosa MQB. Es por ello que las dimensiones exteriores apenas cambian, manteniendo el maletero y el espacio interior. Así, el nuevo Audi A3 mide 4.343 mm de longitud, 1.816 de anchura y 1.449 de altura. La batalla es de 2.636 mm.

También está disponible una carrocería Sedán de tres volúmenes, que cuesta 900 euros más que el Sportback, mientras que en esta generación no llegarán las versiones de 3 puertas ni Cabrio.

Prueba Audi A3 perfil delantero

Teniendo en cuenta lo anterior, echemos un vistazo a su diseño exterior. ¿Cambia mucho el nuevo Audi A3 2020? La verdad es que sigue siendo fácilmente reconocible como el compacto alemán que todos conocemos. Sin embargo, hay modificaciones interesantes.

En el frontal nos encontramos con una evolución de la parrilla hexagonal Singleframe, ahora más ancha y baja, utilizando un tramado de panal de abeja en lugar de las tradicionales lamas horizontales. En las esquinas inferiores tenemos unas grandes entradas de aire (de función estética). Como en el A1, llama la atención la unión del paragolpes con el capó, con esas tres cavidades que tratan de emular al mítico Audi S1 del Grupo B.

Mención especial merecen los faros. En todas las versiones son de LED, pero lo más llamativo es que tienen una forma lumínica específica según el acabado si escogemos los opcionales faros Matrix LED. Presentan un diseño diferente para Advanced, S Line y S3, los futuros TFSIe y el deportivo RS 3, que tardará un poquito más en llegar al mercado.

Prueba Audi A3 perfil trasero

En el costado pocos son los cambios. Se aprecia que la parte delantera es ligeramente más baja, mientras que se incrementan las líneas en las aletas y puertas para incrementar su músculo estético. También se introducen nuevas taloneras. Por otro lado, la superficie acristalada sigue siendo amplia, aunque parece que ligeramente inferior a la generación predecesora.

Si nos centramos en la parte trasera del nuevo Audi A3, es fácil apreciar el nuevo estilo de los pilotos traseros de LED, que siguen el estilo creado por el A1 hace un par de años. Ahora son más finos y estilizados, más dinámicos. Además, en la parte superior vemos un spoiler de techo, mientras que el paragolpes ha sido totalmente rediseñado introduciendo unas simuladas salidas de escape y un marcado “difusor”. ¿Por qué no poner escapes de verdad? Nunca lo entenderé.

Un interior bien hecho e inteligente

La tecnología está a la orden del día, y es por ello que el interior del A3 ha cambiado considerablemente. El diseño totalmente recto y todo lo simétrico posible de anteriores generaciones se ha visto alterado. Empecemos hablando de las pantallas, pues este modelo trae dos de serie en todas las versiones.

Prueba Audi A3 salpicadero

Tras el volante deportivo de este S line tenemos un cuadro de instrumentos digital que de serie es de 10,25 pulgadas, pero que opcionalmente se agranda para situarse en 12 pulgadas. El diseño y estructura es similar al del anterior, por lo que sigue siendo claro, intuitivo y con todas las informaciones necesarias. Además, es configurable y está muy bien ordenado.

La otra pantalla se encuentra en el centro del salpicadero. Ya no es retráctil como en el A3 anterior, sino que se integra totalmente en el diseño del salpicadero con el contorno black panel. Eso sí, ahora está en una posición más baja, pero de todos modos sigue viéndose bien y no provoca distracciones. Esta pantalla para el infoentretenimiento es capacitiva de 10,1 pulgadas.

Una cosa que me gusta mucho es que Audi no ha apostado, como están haciendo la mayoría de marcas, por gestionar el climatizador mediante mandos táctiles. Aquí seguimos teniendo botones físicos, lo que siempre es mucho más intuitivo. Eso sí, bajo mi punto de vista, no hubiera estado de más tener ruedecillas en vez de botones para la temperatura y que el display fuera a color.

Prueba Audi A3 pantalla y climatizador

Por lo demás, personalmente me ha llamado mucho la atención el estilo de las salidas de aire del climatizador. Fijaos en las del conductor, con un diseño hexagonal y en una posición elevada. Me recuerdan un poco al estilo Lamborghini, la verdad. Las del acompañante se ubican en una posición algo más baja.

Seguimos con el interior y aunque nuestra unidad probada viene con cambio manual, lo cierto es que las versiones S tronic han recurrido a un pomo para el cambio muy pequeño. Personalmente echo de menos las palancas anteriores para los automáticos, pero es cierto que con estas más pequeñas se crea un diseño más limpio y se puede aprovechar algo más el espacio.

Lo que no me gusta es que, dependiendo de las versiones, tendremos más o menos negro brillante, el famoso plástico Piano Black. Bajo mi punto de vista, este material debería estar prácticamente prohibido (es una forma de hablar), porque es realmente sucio y se araña muy fácilmente.

Vamos rematando y antes de pasar al siguiente apartado toca hablar de calidad. Sin duda alguna, el Audi A3 está muy por encima del Volkswagen Golf que probamos hace apenas unos días. Aunque en las partes inferiores también hay algunos plásticos duros, la sensación es muy superior en este A3. Eso sí, la zona del clima podría estar algo mejor resuelta en cuanto a estética, que no en ajustes. Se percibe mucha calidad en el interior de este coche. Se da la mano con el BMW Serie 1 y supera claramente al Mercedes Clase A.

Apto para viajar cuatro y con el maletero cargado

Como decíamos más arriba, la plataforma del Audi A3 sigue siendo la misma MQB de la generación predecesora. Es por ello que no hay grandes modificaciones en cuanto a cotas exteriores e interiores. Por tanto, la habitabilidad apenas cambia. Las plazas delanteras, como siempre en coches convencionales, son espaciosas para adultos de tallas altas dentro de la normalidad.

Las plazas posteriores están por encima de la media del segmento. Son similares a las del citado Golf, habiendo más espacio que en un BMW Serie 1, en un Mercedes Clase A o en un Mazda3, por citar algunos ejemplos. Vaya, cuatro adultos de 1,80 pueden viajar con comodidad en este coche. La plaza central, como es habitual, no es nada cómoda.

Respecto a huecos, hay varios bolsillos y portabotellas en las plazas delanteras y traseras. También hay tomas USB delante y detrás, pero todas ellas son USB tipo C. Por último, hay salida de aire central trasera, con regulación.

Prueba Audi A3 2020 maletero

Si nos salimos de las plazas traseras y abrimos el portón trasero nos recibe un maletero de 380 litros. Es exactamente la misma capacidad que en la generación anterior, que en el Golf y que en el Seat León. Las formas siguen siendo muy aprovechables y la calidad de terminación en este espacio de carga es muy buena. Por cierto, si tumbamos los asientos posteriores obtenemos un espacio de 1.200 litros.

El Audi A3 tendrá un oferta mecánica muy completa

Por el momento, la oferta mecánica se limita a cinco motorizaciones. En gasolina tenemos el bloque 1.0 de tres cilindros con sobrealimentación de 110 CV, que se denomina 30 TFSI. En un peldaño superior se encuentra el A3 35 TFSI, que recurre a un bloque 1.5 litros con desactivación de cilindros que eroga 150 CV. Sobre la base de esta mecánica aparece el microhíbrido a 48 voltios 35 TFSI MHEV (también 150 CV), con cambio S tronic obligatorio y etiqueta Eco de la DGT.

Audi A3 30 TDI 2.0 116 CV

Pasando al lado diésel, encontramos un bloque motor compartido para dos potencias diferentes de 2 litros, el famoso 2.0 TDI. Se denominan comercialmente como 30 TDI y 35 TDI, desarrollando 116 y 150 CV. El primero viene con cambio manual, mientras que el segundo por ahora solo con el S tronic de 7 marchas.

De todos modos, pronto llegarán varias mecánicas más. Próximamente habrá más microhíbridos, bloques más potentes, versiones híbridas enchufables con 205 y 245 CV y variantes con tracción integral quattro. A estos hay que añadir los deportivos, pues el Audi S3 Sportback se prevé que llegue dentro de unos meses y, aunque habrá que esperar más tiempo, también ha sido confirmado el extremo Audi RS 3.

Como curiosidad, Audi España ha afirmado que no comercializará en nuestro país versiones de GNC. La razón -según comentan- es que la demanda ha sido baja en los modelos anteriores con este combustible, entre otras cosas, porque el depósito de gasolina es pequeño. También es cierto que no hay demasiados puntos para repostar Gas Natural Comprimido en nuestro país.

Al volante: La filosofía de siempre, por el sitio y con comodidad

Prueba Audi A3 dinámica

Durante esta presentación nacional a la prensa nos hemos subido al Audi A3 S line 30 TDI, es decir, el motor 2 litros de 116 CV. Hemos conducido unos 130 kilómetros, siendo la mayoría de ellos por carreteras secundarias, zonas muy reviradas donde exprimir el chasis y también algunas decenas de kilómetros por autovía y autopista.

Para poneros en situación, primero os hablaré de los principales datos y prestaciones del Audi A3 con esta motorización. Es un motor diésel de cuatro cilindros con 1.968 centímetros cúbicos. Desarrolla 116 CV entre 2.750 y 4.250 vueltas, así como 300 Nm de par entre 1.500 y 3.000. Acelera de 0 a 100 en 10,1 segundos y tiene una velocidad punta de 206 km/h. Por último, el consumo homologado combinado oscila entre los 4,7 y 4,2 l/100 km, dependiendo de las versiones.

El Audi A3 mantiene su filosofía de conducción. Es un coche cómodo, con una pisada fantástica y muy apropiado para todo tipo de carreteras. También se defiende muy bien en carreteras viradas, como así hemos podido comprobar, con un paso por curva muy estable. Sin embargo, y como es tradición, no tiene un gran tacto deportivo pese a su efectividad. Es un coche que va sobre raíles.

Nada más arrancar este A3 TDI de 116 CV nos damos cuenta de que estamos ante un motor diésel. La mecánica transmite el habitual ruido tosco de estos propulsores de gasóleo, especialmente cuando aceleramos fuerte y estiramos las marchas. No es excesivamente ruidoso, pero si circulamos con el equipo de audio apagado sí se percibe.

Prueba Audi A3 dinámica trasera

La respuesta de este motor, pese a sus 116 CV, es suficiente para la mayoría de situaciones habituales. No recupera muy rápido, pero la verdad es que en una conducción cotidiana solo en contadas ocasiones echamos de menos la versión de 150 CV; básicamente en adelantamientos por vías secundarias o en incorporaciones a autopistas.

El tacto general de volante, pedales, cambio manual y mandos de intermitentes, elevalunas y demás es muy bueno. Eso sí, por pedir algo, hubiera preferido que los recorridos de la palanca de cambios fueran algo más cortos al pasar de una marcha a otra.

Siguiendo con la conducción, Audi nos preparó unos tramos ratoneros muy interesantes, muy divertidos. Tanto es así que me lo he llegado a pasar bien con un diésel de solo 116 CV. Y ojo, que esta unidad probada no utiliza la suspensión trasera multibrazo ni los amortiguadores adaptativos, aunque sí tiene una configuración más rígida que en otras versiones por ser el S line. Muy satisfecho en ese sentido. El coche va por donde guiamos con el volante sin presentar pérdidas de trayectoria ni unas inercias excesivas.

Es en autopista donde se aprecia el buen hacer de este Audi A3. Sexta marcha, control de crucero adaptativo a 120 km/h y a devorar kilómetros. No puedo hablar de cómo se siente en un largo viaje, pero esta primera impresión fue muy buena. El asiento del conductor es cómodo, las suspensiones absorben bien y el aislamiento está bien logrado. En este ámbito, como el motor gira relajado y a medias cargas, no llegan ruidos de la mecánica al interior. Algo me dice que puedes pegarte un largo viaje de una forma muy cómoda y sin fatiga.

Asistentes a la conducción

Audi A3 2020 cuadro instrumentos digital

No quiero olvidarme de la verdadera carga tecnológica en el sentido más importante, el de la seguridad. El Audi A3 trae de serie el pre sense front, el asistente para evitar colisiones y el aviso de salida involuntaria de carril.

De forma opcional se puede añadir el asistente de conducción adaptativa, luces largas automáticas, asistente de emergencia, park assist, aviso de salida de carril con asistencia lateral, advertencia de salida y asistente de tráfico transversal trasero.

Conclusiones

No hay un enorme salto en este Audi A3 Sportback respecto al anterior pero, además de retocar su estética exterior e interior, presenta nuevas tecnologías en materia de conectividad e infoentretenimiento, en seguridad y también en la oferta de mecánicas, pues será variada y completa a medida que se vayan incorporando el resto de versiones al compacto premium alemán.

Prueba Audi A3 S line faros Matrix LED

A nivel de calidades y conducción no hay prácticamente nada que reprochar a la marca de los cuatro aros. No ha decepcionado en absoluto, manteniéndose como un coche noble, eficaz, cómodo y muy completo. Por pedir, no estaría de más que la marca (mejor dicho, el grupo Volkswagen) logrará reducir el ruido de sus motores TDI en frío y en aceleraciones.

Por cierto, si quieres conocer a fondo a los principales rivales de este nuevo Audi A3, no olvides visitar las pruebas de los siguientes modelos:

Equipamientos Audi A3

Piloto LED Audi A3

Básico

  • Digital Cockpit 10,25 pulgadas
  • Climatizador automático bizona
  • MMI Radio Plus con pantalla táctil de 10,1 pulgadas
  • Faros con tecnología de LED
  • Pre Sense Confort
  • Aviso de salida de carril
  • Radio Digital
  • Arranque sin llave
  • E-Call
  • Llantas de aleación de 16 pulgadas
  • Volante multimedia de 3 radios

Advanced (añade)

  • Exterior Advanced
  • Faros Full LED con intermitentes dinámicos traseros
  • Phone Box Light
  • Audi Smartphone Interface
  • Sensores de aparcamiento traseros
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Control de crucero

S line (añade)

  • Exterior S line
  • Asientos Sport Advanced
  • Llantas Audi Sport 18 pulgadas
  • Techo interior negro
  • Suspensión deportiva

Black Line (añade)

  • Paquete óptica negro
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Carcasas de los retrovisores en negro
  • Llantas Audi Sport Blade 18 pulgadas

Genuine Edition

El Audi A3 presenta una edición especial llamada Genuine edition para su lanzamiento comercial que se limita a 600 unidades en Sportback y 250 en Sedán. Está disponible con todos los motores actuales, en cinco colores para la carrocería y con un equipamiento cerrado. Tiene detalles de equipamientos funcionales y estéticos, así como el paquete confort y otros elementos del S line interior, como la tapicería, un volante multifunción plus e inserciones decorativas en aluminio.

Su precio es de 1.000 euros más que la versión S line, sobre la que toma su base. Es importante tener en cuenta que ahorramos un 65 % en equipamiento en comparación a si seleccionáramos todos los añadidos de esta edición de forma individual. Está disponible desde 32.120 euros con el motor 30 TFSI.

Precios Audi A3 Sportback

Audi A3 precios

Versión Motor Cambio Acabado Precio
Versión Motor Cambio Acabado Precio
30 TFSI 1.0 gasolina 110 CV Manual 6v Básico 27.770 €
35 TFSI 1.5 gasolina 150 CV Manual 6v Básico 29.070 €
35 TFSI 1.5 Mild Hybrid 150 CV S tronic Básico 31.250 €
30 TDI 2.0 diésel 116 CV Manual 6v Básico 30.010 €
35 TDI 2.0 diésel 150 CV S tronic 7v Básico 33.490 €
30 TFSI 1.0 gasolina 110 CV Manual 6v Advanced 29.770 €
35 TFSI 1.5 gasolina 150 CV Manual 6v Advanced 31.070 €
35 TFSI 1.5 Mild Hybrid 150 CV S tronic Advanced 33.250 €
30 TDI 2.0 diésel 116 CV Manual 6v Advanced 32.010 €
35 TDI 2.0 diésel 150 CV S tronic 7v Advanced 35.490 €
30 TFSI 1.0 gasolina 110 CV Manual 6v S Line 31.120 €
35 TFSI 1.5 gasolina 150 CV Manual 6v S Line 32.420 €
35 TFSI 1.5 Mild Hybrid 150 CV S tronic S Line 34.600 €
30 TDI 2.0 diésel 116 CV Manual 6v S Line 33.360 €
35 TDI 2.0 diésel 150 CV S tronic 7v S Line 36.840 €
30 TFSI 1.0 gasolina 110 CV Manual 6v Black Line Edition 32.270 €
35 TFSI 1.5 gasolina 150 CV Manual 6v Black Line Edition 33.570 €
35 TFSI 1.5 Mild Hybrid 150 CV S tronic Black Line Edition 35.750 €
30 TDI 2.0 diésel 116 CV Manual 6v Black Line Edition 34.510 €
35 TDI 2.0 diésel 150 CV S tronic 7v Black Line Edition 37.990 €

Galería Audi A3 Sportback


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.