Nissan GT-R

Nissan GT-R

Desde 117.200euros
  • Carrocería Deportivo
  • Puertas 3
  • Plazas 4
  • Potencia 570 cv
  • Consumo 14 l/100km
  • Maletero 315 litros
  • Valoración 4,7

Si hay unas siglas que infunden respeto en la industria del motor esas son las siglas GT-R. El Nissan GT-R es un modelo famoso por su historia y por su rendimiento. Aunque hoy sea considerado como uno de los deportivos más salvajes del mercado, su rendimiento es el resultado de una evolución natural con el paso de los años. Para conocer sus cimientos hay que retroceder hasta el año 1957.

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, Japón se recupera lentamente de las profundas heridas sufridas. La industria automotriz se posiciona como un sector de crecimiento claro. Los grandes fabricantes empiezan a producir modelos cada vez más pasionales, y es ahí donde surge por primera vez la figura del Nissan Skyline. Aquel modelo plantó la semilla de una saga mítica. Las siglas GT-R no las conoceremos hasta finales de los 60, empleándose para nombrar las versiones más extremas de los Skyline.

Con el paso de los años los modelos GT-R fueron ganando fama, prestaciones y popularidad, llegando a la cúspide en el Skyline GT-R R34. Finalmente, en 2007, Nissan divide las familias Skyline y GT-R, presentando al mundo el primer Nissan GT-R. Un deportivo de alto rendimiento y precio asequible que era capaz de batirse y superar a modelos superiores de la época como Porsche o Ferrari. Hoy sigue vigente esa edición, aunque con sucesivos cambios a lo largo de los años, el último en 2016.

Características técnicas del Nissan GT-R

Nissan GT-R Nismo

A la hora de desarrolla el GT-R los ingenieros de Nissan tuvieron a su alcance las últimas tecnologías de la casa y del conglomerado japonés. Aunque no se crea, bajo la espectacular carrocería del Nissan GT-R se esconde una plataforma derivada de los modelos Infiniti G35 y G37. Esta plataforma, denominada Nissan Premium Midship, sufre importantes cambios estructurales para así ser capaz de soportar los altísimos niveles de rendimiento del superdeportivo.

El GT-R se presenta en un formato de considerables proporciones, situándose como el deportivo más grande de la casa por encima del Nissan 370Z. Exteriormente alcanza los 4,71 metros de largo, 1,89 metros de ancho y 1,37 metros de alto. A esas cotas hay que sumar una distancia entre ejes de 2,78 metros, batalla que se traduce en un habitáculo homologado para un máximo de cuatro pasajeros en clásica distribución 2+2.

A pesar de ese considerable tamaño, el reparto de pesos provoca que el habitáculo se sitúe entre los ejes, limitando el espacio trasero a plazas principalmente pensadas para niños, pues los adultos apenas disfrutarán de espacio para las piernas. En cuanto a capacidad de carga, el Nissan GT-R ofrece un maletero con 315 litros. A esa cantidad debemos sumar un peso total del conjunto de hasta 1.827 kilogramos.

Gama mecánica y cajas de cambio del Nissan GT-R

Nissan GT-R Nismo 2020

Aunque la carrocería del GT-R transmite deportividad por los cuatro costados, su gran éxito radica en el tren motriz. Un bloque llevado al extremo que en su momento conseguía que el deportivo japonés fuera uno de los coches más rápidos en el 0 a 100 Km/h. A día de hoy sigue siendo una de las referencias. La gama está conformada por una sola unidad que con el paso de los años ha ido ganando prestaciones.

Cuando el Nissan GT-R salió al mercado en el año 2007 anunciaba una potencia de salida de 480 caballos. Hoy en día ese mismo motor es capaz de ofrecer un dato superior. Se trata de un bloque de aluminio, turboalimentado con seis cilindros en uve y 3.799 centímetros cúbicos de cilindrada. Desarrolla 570 caballos de potencia a 6.800 revoluciones y un par motor máximo de 637 Nm entre las 3.300 y las 5.800 vueltas.

En su versión más extrema, el Nissan GT-R NISMO, ese mismo bloque era capaz de alcanzar los 600 caballos. La gestión de la fuerza se deriva a una transmisión automática de doble embrague que reparte toda la fuerza del motor a las cuatro ruedas. Sus prestaciones dejan clara evidencia de sus capacidades: de 0 a 100 Km/h en 2,8 segundos y velocidad punta de 315 kilómetros por hora.

Equipamientos del Nissan GT-R

Nissan GT-R

Con el lanzamiento del GT-R, Nissan quería batirse en duelo con los grandes modelos del mercado. Un segmento de superdeportivos cuyos precios duplicaban a los del modelo japonés. Aunque por prestaciones era capaz de plantar cara, la calidad de su interior no estaba a la misma altura. Ese problema fue subsanándose con el paso de los años y las generaciones. El modelo posterior a 2016 introduce importantes mejoras en ese aspecto.

De puertas para dentro se muestra muy deportivo y tecnológico, con sistemas e informaciones más propias del mundo de los videojuegos. Como ya es típico en Nissan, la gama de equipamientos se divide en varias unidades o escalones. De menor a mayor dotación encontramos: Prestige, Black Edition y Track Edition. Esta última unidad no solo suma más tecnologías, también sistemas mecánicos mejorados que si bien no incrementan la potencia sí mejoran las capacidades dinámicas.

En cuanto al equipamiento ofrecido por el Nissan GT-R cabe destacar una cierta obsolescencia con respecto a modelos más nuevos. A pesar de ello podemos mencionar elementos interesantes como: faros de LED, neumáticos de competición, equipo de sonido BOSE, cámara de aparcamiento trasera, asientos deportivos eléctricos, sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas, navegador, telemetría a bordo y pocos asistentes a la conducción o elementos de seguridad.

El Nissan GT-R en vídeo

El Nissan GT-R de Km 0 y segunda mano

Dado que en su lanzamiento fue presentado como un superdeportivo de precio razonable, realmente lo era, alcanzó un considerable éxito comercial (teniendo en cuenta las cifras del sector). Por menos de 100 mil euros podías tener un coche capaz de plantar cara a modelos de más de 300 mil. Eso animó las ventas y su fama. A día de hoy los canales de venta alternativos no ofrecen muchas opciones, pero en las disponibles se observa un valor de depreciación del 28%, un dato medio en el segmento.

Dejando a un lado un mercado de Km 0 inexistente, los concesionarios no acumulan stock por la baja demanda del producto, el canal de ocasión o segunda mano es el único donde se ofrecen alternativas a los modelos nuevos. Si echamos un vistazo descubrimos que las unidades más económicas corresponden a modelos anteriores al restyling de 2016. Los precios parten desde cifras próximas a los 60.000 euros para modelos con menos de 80.000 kilómetros. La unidad más cara es el GT-R NISMO de 2018, que puede alcanzar precios de hasta 178 mil euros.

Rivales del Nissan GT-R

Nissan GT-R Nismo trasera

Cuando hablamos de rivales del Nissan GT-R mencionamos algunos de los modelos más caros y exclusivos del mundo. Modelos que derivan de firmas míticas como Porsche, Ferrari o Aston Martin. El japonés les planta cara en rendimiento, pudiendo batir a la mayoría de ellos en una vuelta a cualquier circuito. Los rivales más directos del GT-R, por prestaciones son: Aston Martin DB11, Porsche 911 Turbo, BMW M8, Lamborghini Huracán, Mercedes AMG-GT, Maserati GranTurismo, McLaren 600LT y McLaren 570S.

A destacar

  • Precio asequible
  • Rendimiento
  • Motor

A mejorar

  • Consumos
  • Habitabilidad
  • Confort de marcha

Precios del Nissan GT-R

Hay que tener en cuenta que prestaciones similares a las de un GT-R costarían más del doble en firmas más exclusivas. Nissan siempre ha querido conquistar esa masa de clientes con presupuestos más humildes, aunque con el paso de los años el precio ha crecido a medida que lo hacían las prestaciones. El precio de salida del Nissan GT-R es de 117.200 euros, sin ofertas o promociones. Ese valor corresponde a un modelo con acabado Prestige. El más caro de todos, tras la desaparición del NISMO de 231.700 euros, es el GT-R Track Edition con un precio de salida de 133.900 euros, sin ofertas o promociones.

Galería de fotos del Nissan GT-R

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.