¿Qué coche me compro? Compacto, berlina, familiar, SUV o monovolumen

¿Qué coche me compro? Si quieres tener claro qué coche comprar, tienes que saber cuáles son las ventajas e inconvenientes reales de cada tipo. No serías ni el primero ni el último que se decanta por un coche que no va a aprovechar, o todo lo contrario, que se le quede corto para muchas tareas. Por supuesto, siempre estará el motivo que gana a todos: “porque puedo y porque me gusta”. Pero tras este artículo tendrás todas la información necesaria para que, si quieres, puedas tomar una decisión razonada y pragmática.

En el mercado vas a tener todo tipo de coches: urbanos, compactos, berlinas, familiares, SUV, monovolúmenes… Y por supuesto, muchos otros modelos que se encuentran a caballo entre unos y otros. Por eso, aquí tienes cuáles son los pros y contras reales de cada uno de ellos.

Para no hacerte perder el tiempo, vamos a detenernos en describir los puntos que no sean obvios. Todo el mundo sabe que una de las desventajas de un pequeño urbano es su maletero o el espacio disponible para cinco personas.

SUV

Coche tipo SUV: ventajas en inconvenientes

Vamos a empezar por los coches de moda: los Sport Utility Vehicles. Son más altos y teóricamente más versátiles en cuanto a los terrenos en los que pueden entrar. Aunque esto último se cumple realmente en pocos modelos. Dejando la estética al margen, atrayente para muchas personas, las siguientes ventajas les han valido para llevarse un gran porcentaje de compradores:

  • Mayor visibilidad: dada su mayor altura, tiene un puesto de conducción más elevado
  • Más comodidad para subirse y bajarse de él: derivada también de su mayor altura
  • Mejor capacidad fuera de la carretera: esto solo se cumple en determinados modelos. Para añadir esta ventaja tiene que tener una buena altura hasta el suelo y unos ángulos de ataque, salida y ventral adecuados.
  • Más maletero comparado con un coche de la misma longitud y anchura

Sus desventajas son:

  • Más consumo: al pesar más y tener peor aerodinámica consumen más que un coche del mismo segmento pero más bajo.
  • Menos prestaciones: propiciado también por su peso y aerodinámica
  • Peor dinámica de conducción: en este caso no solo por pesar más, sino por tener un centro de gravedad más alto.

Una buena forma de comprobar estas características es comprar dos coches con la misma plataforma y tecnología. Estos pueden ser por ejemplo el Seat León y el Seat Ateca. Ambos tienen la mismas plataforma MQB y dimensiones de largo y ancho muy parecidas. Si los comparamos con el mismo nivel de equipamiento, motor y transmisión se pueden apreciar diferencias claras.

Para este caso hemos elegido el acabado Xcellence y el motor 1.5 EcoTSI de 150 CV. El León tiene un consumo de 5,1 litros, una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y una velocidad máxima de 215 km/h. En cambio, el Ateca homologa un consumo de 5,5 litros, acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y solo alcanza los 201 km/h.

Urbanos del Segmento A

Pros y contras de un coche urbano o del segmento A

Los urbanos son coches con la ventaja de ser muy prácticos si se quiere facilidad de aparcamiento y maniobrabilidad. Aunque por lo general suelen tener una serie de inconvenientes derivados precisamente de su mayor virtud: el tamaño contenido. A parte de los obvios, poco maletero y poco espacio para 5 personas, estos coches suelen adolecer de:

  • Poca oferta de motores: al tener poco espacio en el vano del motor suelen tener motores gasolina muy pequeños y en rara ocasión algún diésel aún más reducido
  • Poca potencia: al estar pensados para circular principalmente por ciudad sus motores son poco potentes. Esto les quita versatilidad, más por la necesidad de llevar cajas de cambios cortas para seguir moviéndose con cierta soltura. Conducirlos en autopista suele suponer ir a 4.000 rpm. Todo esto es así, salvo en unos pocos modelos con un precio que puede hacer que nos planteemos comprar un coche de un segmento superior.
  • Dinámica de conducción menos cuidada que coches más grandes. Al estar pensados para circular principalmente por ciudad, su arquitectura no cumple tan bien en autopista o carretera.
  • Poco equipamiento: quizá por la falta de espacio o por la demanda que suelen tener, cuentan poco equipamiento de serie y pocos extras en opción.
  • Un precio que puede llegar a ser poco competitivo comparado con los compactos del segmento B. Si estás valorando un coche de este tamaño, echa siempre un vistazo a algún coche un poco más grande. Es posible que te encuentres precios mejores en cuanto a calidad/coste a cambio de que sean unos cuantos centímetros más largos y anchos.

Compactos del Segmento B

Ventajas en inconvenientes de un coche del segmento B

Aquí encontramos coches algo más grandes pero con una versatilidad de uso mayor que la de los puramente urbanos. Son buenos coches para ciudad, pero suelen ir bien en carreteras y autopistas. Además tienen bastante más maletero que los del segmento A creciendo poco en longitud. Eso sí, suelen ser más anchos. Estas son sus ventajas:

  • Mejor dinámica de conducción: dado que se les suele dar un uso más variado, las marcas cuidan más sus capacidades dinámicas.
  • Además, siguen siendo ligeros por lo general, lo que supone una ventaja en cuestiones de agilidad. Un dato curioso es que como sus plataformas son más grandes que las de un urbano, pueden estar construidos sobre las mismas plataformas modulares que otros coches un segmento superior pero algo modificadas. Una práctica muy de moda en la mayoría de las marcas. Por esto su calidad de rodadura también puede ser algo mejor que la de un urbano. Un ejemplo de esto es la plataforma MQB-A0 usada por el Seat Ibiza, que es una modificación de la plataforma MQB del Seat León, el Skoda Octavia.
  • Fáciles de aparcar: crecen en longitud muy poco con respecto a un urbano, salvo si tomamos como referencia coches como el Smart Fortwo.
  • Más variedad de motores: como su vano motor suele ser más grande tienen una oferta de motores más variada que los urbanos. Además, son motores más potentes, que incluso se usan en carrocerías en modelos más grandes y pesados.
  • Equipamiento moderado: Las marcas invierten algo más en estos coches que en los urbanos, pero no ponen toda la carne en el asador por el segmento de precios en los que se suelen mover estos coches.

Y sus desventajas:

  • Maletero reducido: aunque tienen más maletero que un urbano, no se puede esperar demasiado de ellos.
  • Poco espacio para cinco: aunque la mayoría están homologados para cinco personas, la plaza trasera central es muy reducida para que tres adultos viajen cómodamente.

Compactos, sedanes y familiares del Segmento C

Coche del segmento C: compactos, sedanes familiares...

Los coches más vendidos acostumbran a encontrarse en este segmento. Aunque se sigue tratando de coches compactos, la forma de su carrocería puede variar mucho. Desde los típicos hatchback tipo Volkswagen Golf, Peugeot 308 o Toyota Auris, a sedanes poco más largos como el i30 N Fastback o Mercedes Clase A Sedán. Y por supuesto algunos tipo familiar con carrocería ‘ranchera’, como el Hyundai i30 CW.

Sus virtudes y desventajas pueden ser muy variadas en función de la forma de su carrocería. Pero en resumidas cuentas sus pros son los siguientes:

  • Maletero moderado, salvo en algunas versiones ‘con culo’ como el Seat Toledo o el Skoda Octavia, que tienen maleteros con mucha capacidad. Al igual que ocurre con familiares del segmento C como el Seat León ST.
  • Buena dinámica de conducción: esta característica también suele ser muy buena en estos coches, salvando las distancias entre marcas. De nuevo aquí se pueden encontrar coches con una plataforma modular que se usa en coches de mucha más categoría. Por ejemplo, el Mazda 3 usa la misma plataforma que el Mazda 6. Lo que se nota también en la calidad de rodadura y el confort de marcha. No está de más que compruebes si el coche que estás pensando comprar cuenta con esta ventaja.
  • Espacio interior moderado: en las plazas delanteras empieza a ser algo mejor en cuanto a anchura.
  • Motores muy variados: por lo general los compactos del Segmento C pueden tener desde motores pequeños y ahorradores hasta versiones de alta potencia.

Y en cuanto a sus desventajas:

El espacio en las plazas traseras suele mejorar con respecto a uno del Segmento B, aunque la plaza central sigue siendo pequeña para un adulto en viajes largos. Tampoco se puede esperar demasiado hueco para las piernas, por norma general.

Berlinas y Familiares del Segmento D

Pocas diferencias de funcionalidad de un coche del Segmento D con el C

Estos coches son ligeramente más grandes que los del Segmento C. Normalmente para crecer en las plazas traseras y en el maletero. En realidad la línea que separa estos dos segmentos no es mucha salvo en los coches que están a punto de saltar al Segmento E, como es el caso del Skoda Superb. Así que por lo general, se le pueden aplicar los mismos puntos que en el apartado anterior con un leve incremento de tamaño y una mayor dotación de equipamiento y tecnología, al menos en opción.

Berlinas y Familiares del Segmento E (Ejecutivo)

Hay que llegar hasta este siguiente escalón para encontrar coches notablemente diferentes. Aquí se encuentran coches como el BMW Serie 5, el Mercedes Clase E o El Audi A6. Como ves, incluye entre paréntesis la palabra ‘Ejecutivo’. Algo que tiene asociado porque son las marcas premium las que más coches tienen en este segmento en Europa. Sus ventajas son:

  • Calidad de rodadura y confort de marcha alto: las marcas han invertido durante bastante tiempo en el desarrollo de este tipo de coches y de sus plataformas. Además, al ser más grandes puede equipar más componentes y aislantes.
  • Motores de todos los tipos
  • Buena dinámica de conducción: son más grandes y pesados, así que pierden algo en cuanto a dinámica. Sin embargo, cuentan con la ventaja de ser, por norma general, coches premium. Por eso las marcas suelen tener bien cuidado este aspecto. De nuevo, salvando las distancias entre marcas.
  • Buen maletero
  • Espacio en el habitáculo
  • Variedad de equipamiento muy completa

Coche premium segmento E

Desventajas:

  • Consumos algo mayores que en los coches de segmentos inferiores debido al mayor peso.
  • Más dificultades para encontrar aparcamiento en la calle y para entrar en plazas de garaje (sobre todo edificios antiguos). Los coches han ido creciendo con el tiempo, por ejemplo, un BMW Serie 5 de 1996 medía 4,77 metros de largo y 1,80 metros de ancho. Ahora, la última generación de este modelo mide 4,94 metros de largo y 1,86 de ancho. Lo que se acerca demasiado al borde de muchas plazas de garajes. Sobre todo en las arquitecturas en los años 60 y 70. Ten en cuenta siempre cómo es tu plaza de garaje si tienes una, cuando vayas a comprar un coche. Si puedes, aparca el coche en ella antes de comprarlo, durante la prueba que te ofrezcan en el concesionario.

Berlinas del Segmento F

Coche de representación del Segmento F

Aquí es donde está lo mejor de cada marca. Aunque puede que te lleves alguna sorpresa con sus ventajas y desventajas. Se pueden aplicar los mismos puntos que en el segmento E con las siguientes salvedades:

  • Estos coches tienen aún más espacio en las plazas traseras, pero su maletero suele ser algo más pequeño. Por ejemplo, un Audi A6 tiene 530 litros de maletero y un A8 solo 505 litros. Un BMW Serie 5 tiene 530 litros y un Serie 7 solo 515 litros. Un Mercedes Clase E tiene 540 litros y el Clase S, 510 litros.
  • Su dinámica de conducción suele estar más penalizada por su tamaño y peso
  • Muchas marcas añaden equipamientos de lujo en estos coches, que no están disponibles en los demás segmentos.

Monovolúmenes

Coche tipo monovolumen

Existen monovolúmenes de varios segmentos. Pero incluso dentro de cada una de ellas tienen unas peculiaridades que los diferencias claramente. Sus ventajas son:

  • Gran espacio interior, especialmente en la cota de altura hasta el techo.
  • Buen maletero, siempre que no se aproveche para poner más plazas

Desventajas:

  • Mala dinámica de conducción: por su peso y por su centro de gravedad elevado, pero sobre todo porque normalmente tienen un enfoque hacia el confort más que a la deportividad.
  • Consumo y prestaciones peores por el mismo motivo: el mayor peso y tamaño.
Si quieres tener aún más claro qué coche comprar, no te pierdas el artículo Gasolina, diésel, gas, híbrido o eléctrico, ¿qué comprar? No solo es cuestión de saber que carrocería elegir. Con tantas opciones para el motor, es fácil meter la pata a la hora de decantarse por un tipo. Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.