Cambio manual coches de purista

¿Por qué los más puristas prefieren el cambio manual antes que el automático?

Los cambios automáticos cada vez van teniendo más peso en los coches del mercado europeo. Por supuesto todavía se venden más vehículos manuales, pero el reparto es muy diferente al de hace una o dos décadas. La tendencia es claramente ascendente para los coches con “dos pedales” porque se ha mejorado su funcionamiento, ahora son más eficientes y la diferencia de precio respecto a un manual ya no es tan elevada.

publicidad

Se ha roto el fuelle de la transmisión

La transmisión es un elemento muy importante de nuestro coche. Gracias a ella, el giro del motor llega hasta las ruedas, lo que permite que el coche se ponga en movimiento. Los fuelles que cubren algunas de sus juntas sirven para retener la grasa que las lubrica. Por lo que si se rompen, la dejarán escapar y estas piezas se deteriorarán en pocos kilómetros.

El embrague: misión, funcionamiento, partes y tipos

El embrague no es solo el pedal que pisamos para cambiar de marcha. Es en realidad una pieza vital de nuestro coche que transmite el giro del motor a la caja de cambios. Una misión que nos permite hacer de forma progresiva gracias a que la realiza por fricción. Sin embargo, esto la convierte en una pieza de desgaste más del vehículo, como las pastillas de freno, los discos, los silentblocks o los neumáticos.

La junta homocinética

El movimiento del motor se transmite a las ruedas por medio de las transmisiones o palieres. Sin embargo, este sistema no puede ser rígido, ya que la rueda está en constante movimiento por la libertad que le permite la suspensión. De esta manera es capaz de absorber las imperfecciones de la carretera. La junta homocinética es la encargada de se pueda transmitir perfectamente la fuerza de giro a las ruedas sin que ninguna pieza sea dañada.

Cambio automático del Subaru XV

Cómo conducir un coche con cambio automático

Aunque la gran mayoría de turismos comercializados en Europa siguen contando con caja de cambios manual, es cierto que cada vez son más los clientes que se decantan por las transmisiones automáticas. Y tiene bastante lógica, pues un coche automático siempre es más cómodo y sencillo de conducir.