Prueba Audi Q4 50 e-tron Black Line, 299 CV y 487 km de alcance

Prueba Audi Q4 e-tron eléctrico

Hoy volvemos a ponernos a los mandos de un nuevo coche eléctrico, tratándose otra vez de un producto de Audi. En esta ocasión se trata de un vehículo de mucho volumen y, por lo tanto, de importantísimo valor en la compañía. Se llama Audi Q4 e-tron, es un crossover y toma la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, por lo que es primo hermano de los VW ID.4 y Skoda Enyaq.

La verdad es que la marca de Ingolstadt no para de lanzar productos totalmente eléctricos. Ya hemos conducido modelos como el e-tron, el e-tron Sportback y el e-tron GT con su hermano RS. Ahora llega este nuevo Audi Q4 e-tron, al que se sumará en septiembre una carrocería Sportback de estilo más coupé. Es decir, pronto tendremos seis modelos totalmente eléctricos con una diferencia de apenas dos años y medio en sus lanzamientos.

De hecho, la estrategia prevista por Audi es muy clara para los próximos años: se acaban los motores de combustión y todo tiene que dejar hueco a los vehículos eléctricos. Los planes concretos de la firma alemana son que en 2025 se presente el último coche con motor térmico, que en 2026 todos los lanzamientos sean de vehículos exclusivamente eléctricos y que para 2033 ya no salga de sus líneas de producción ni un solo coche de combustión.

Prueba Audi Q4 e-tron enchufe

Artículo relacionado:
Prueba Audi e-tron 55 quattro 95 kWh y 408 CV Edition One

Artículo relacionado:
Prueba Audi e-tron Sportback 55 S line 408 CV y 95 kWh
Artículo relacionado:
Prueba Audi e-tron GT y RS e-tron GT, ¿creías que el futuro sería aburrido?

Charlando con los responsables de Audi durante esta presentación, nos afirmaron que no es un plan grabado a fuego, sino que se puede moldear y que dependerá del funcionamiento del mercado y, por supuesto, de si hay cambios en los planes de la Unión Europea. Sin duda, me parece una auténtica lástima que pronto haya que decir adiós a modelos como los A4 o A6, al lujo del A8, al siempre práctico A3, o a otros modelos de gran éxito como los Q5 o Q3.

Fuerte, musculoso y no tan gigante como parece

Prueba Audi Q4 e-tron black line

Pero dejemos las penas a un lado y centrémonos en el nuevo Audi Q4 e-tron. En nuestro caso estamos probando una unidad con el acabado Black Line y la versión mecánica 50 e-tron; es decir, el más equipado y el más potente (299 CV) por el momento. Una combinación que en España parte de los 62.060 euros.

Estéticamente es un coche que impresiona porque, debido a su diseño, parece más grande de lo que realmente es. Esto se debe a detalles como la enorme parrilla frontal (que lógicamente está cerrada) y a su contorno en negro brillo, así como a las prominentes formas del paragolpes. Por cierto, en el caso de optar por los faros Matrix LED podemos seleccionar entre cuatro estilos distintos de firma lumínica desde la pantalla central.

Cuanto menos, es llamativo, y es el primer Audi en ofrecer esta personalización lumínica desde la pantalla MMI.

Prueba Audi Q4 e-tron Matrix LED configurables

Tampoco pasa desapercibido en la vista lateral. Como veis, tenemos las ruedas muy pegadas a los extremos, con voladizos muy cortos. Además, se remarcan fuertemente las taloneras, los pasos de rueda y las dos líneas de cintura independientes para la parte delantera y trasera del costado. Por su parte, las llantas van de las 19 a las 21 pulgadas, existiendo modelos más aerodinámicas para incrementar hasta en 5 kilómetros la autonomía.

 

La parte posterior también es muy característica y propia, distintiva del resto de modelos de Audi aunque sin perder la esencia de la marca. Tenemos unos nuevos pilotos LED con banda central iluminada que los comunica, una buena luneta, un importante spoiler de techo y una generosa boca de carga. El difusor también es marcado y va acabado en negro brillante en esta unidad Black Line.

Prueba Audi Q4 e-tron 50 trasera

Dimensiones de la carrocería

El Audi Q4 e-tron mide 4,59 metros de largo, por 1,86 de ancho (sin retrovisores) y 1,61 de alto, contando con una batalla de 2,76 metros. Por tamaño, su posicionamiento queda entre un Q3 y un Q5, y es que por algo se llama Q4, aunque es ligeramente más estrecho. Eso sí, al ser un coche eléctrico no es precisamente ligero, pues pesa entre 1.965 y 2.210 kilos.

Sin ser una gran revolución, el interior tiene novedades importantes

Tampoco es revolucionario en el habitáculo, aunque presenta cambios importantes respecto al resto de la gama. El Audi Q4 e-tron trae un salpicadero limpio, horizontal y bien estructurado; dejando mandos físicos e independientes para la climatización, como a nosotros nos gusta.

Prueba Audi Q4 e-tron interior

Tras el volante tenemos el ya conocido virtual cockpit, o lo que es lo mismo, cuadro digital de 10,25 pulgadas. Una novedad importante es que el Head Up Display puede contar con funciones de realidad aumentada, colocando flechas que nos indican la dirección a tomar cuando llevamos el navegador activado. También nos pone una línea horizontal para mostrarnos mejor la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede.

Con nuevo volante y consola central flotante

Y ya que hemos citado el volante, éste también es de nuevo diseño. Hay uno completamente redondo y otro achatado en la parte superior e inferior. Nosotros hemos probado este último, y la verdad es que tiene un diseño bonito pero no resulta práctico a la hora de maniobrar o hacer giros cerrados.

Dicho volante también cuenta con mandos táctiles con respuesta háptica, que bajo mi punto de vista no es nada útil ya que resulta sensible y, en ocasiones, activamos o cambiamos cosas cuando no es nuestra intención. Creo que este tipo de soluciones son un error, sinceramente.

Prueba Audi Q4 e-tron volante táctil

Mientras tanto, en el centro del salpicadero tenemos una pantalla táctil de 10,1 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento. Dentro de unos meses el Audi Q4 contará opcionalmente con una más grande, de 11,6 pulgadas, y mayor resolución. Como es habitual en estas pantallas de Audi, el sistema se maneja bien, es rápido e intuitivo y no lleva demasiado tiempo de adaptación porque está bien organizado.

Más abajo tenemos una consola central flotante, donde aparecen botones como el de arranque, el selector de la transmisión, una ruleta para controlar el audio, los warnings, el drive select, el ESP y las cámaras exteriores, así como un acceso directo a los asistentes a la conducción. La novedad es que es flotante, dejando un generoso hueco inferior para dejar objetos. Lo peor es que va acabada en negro brillante, llenándose de polvo y huellas rápidamente.

En total hay 24,8 litros repartidos entre distintos huecos portaobjetos por el habitáculo.

Amplio incluso para cinco ocupantes

Prueba Audi Q4 e-tron espacio plazas traseras

Un apartado muy destacable de este Audi Q4 e-tron es su habitabilidad. La marca de los cuatro aros comenta que es similar a la de un Q7. Sinceramente, no me parece que sea tan amplio, pero sí me parece más espacioso que un Q5, por ejemplo, que no es precisamente malo en ese aspecto. Audi ha sabido distribuir todo muy bien para dar el máximo espacio a sus ocupantes. Como ya te imaginarás, en las plazas delanteras dos adultos de talla grande irán holgados.

Las plazas posteriores también son muy buenas, con un acceso más que decente incluso para personas con movilidad baja. Aquí atrás vamos muy desahogados en todos los sentidos, incluso aunque todos los ocupantes sean altos. Además, la sensación también es buena porque las ventanillas son grandes.

Incluso podríamos atrevernos a realizar un trayecto algo largo con cinco ocupantes, pues aunque la plaza central no es tan cómoda, tampoco vamos justos en altura y el túnel central es prácticamente inexistente, lo que es una gran ventaja. A esto hay que añadir que tenemos salidas de aire con regulación y tomas USB en la parte central.

Si el interior es amplio, ¿qué tal el maletero del Audi Q4?

Maletero Audi Q4 e-tron

Si pasamos al maletero, la buena boca de carga nos da acceso a 520 litros de capacidad con un suelo que podemos colocar a doble altura, siendo solo 10 litros menos que en un Q3. Además, si tumbamos los asientos posteriores el volumen aumenta hasta los 1.490 litros. Por su parte, el Audi Q4 e-tron Sportback que llegará en septiembre cubica 535 litros, ampliables a 1.460.

Las formas son bastante regulares quedando un espacio en los extremos laterales para colocar algunos objetos más pequeños. Mientras, lo ideal es utilizar el doble fondo para guardar los cables de carga, pues bajo el capó delantero no tenemos espacio de carga; sino todo el tema de refrigerantes, líquido para el parabrisas y toda la parte electrónica.

Una pena que esta plataforma MEB no permita aprovechar un espacio en la parte frontal para dejar los cables, por ejemplo.

Audi Q4 e-tron: Tracción trasera o quattro, dos baterías y tres potencias

Prueba Audi Q4 e-tron mecánica

Como decíamos, el nuevo Audi Q4 toma la plataforma MEB del Grupo Volkswagen. Esto significa que comparte la parte técnica y baterías con otros modelos del gigante alemán.

Se ofrecen tres versiones mecánicas diferentes, que responden a las denominaciones de 35 e-tron, 40 e-tron y 50 e-tron, y dos niveles de batería. Para una mejor comprensión os dejamos una tabla con las diferentes opciones, capacidades y prestaciones de cada variante.

35 e-tron 40 e-tron 50 e-tron
35 e-tron 40 e-tron 50 e-tron
Tracción Trasera Trasera Quattro
Batería 55 kWh 82 kWh 82 kWh
Potencia 125 kW (170 CV) 150 kW (204 CV) 220 kW (299 CV)
Par motor 310 Nm 310 Nm 460 Nm
Velocidad máxima 160 km/h 160 km/h 180 km/h
0 a 100 km/h 9 segundos 8.5 segundos 6.2 segundos
Autonomía máxima homologada 340 km 519 km 487 km
Consumo homologado 17.0 kWh/100 km 17.3 kWh/100 km 18.0 kWh/100 km

Al volante del Audi Q4 50 e-tron (299 CV)

Prueba Audi Q4 50 e-tron quattro

Para esta prueba nos hemos decantado por la variante tope de gama. Como habéis visto en la tabla superior, el Audi Q4 50 e-tron lleva un motor para cada eje dando una potencia conjunta de 299 CV y 460 Nm de par. La velocidad máxima está limitada a 180 km/h y su aceleración de 0 a 100 puede ser en solo 6,2 segundos.

Con estos datos ya os podéis imaginar que es un vehículo con mucha capacidad de respuesta en todo momento, y así es. El 50 e-tron acelera con contundencia prácticamente desde cualquier velocidad, aunque lo mejor de todo es que no resulta brusco.

Agilidad y potencia, pero sin perder las formas

En ciudad se muestra ágil y, pese a que parece un coche muy grande por las formas de su diseño y su amplitud interior, realmente no lo es tanto. De este modo, se maneja muy bien y no es para nada complicado maniobrar con él. A ello también ayudan los sensores de aparcamiento, las cámaras y la buena visibilidad en todas las direcciones.

Prueba Audi Q4 e-tron dinámica trasera

Además, y como suele ocurrir en los coches eléctricos, son agradables de conducir por su mínima sonoridad, acompañado de un buen aislamiento acústico, marca de la casa en la marca. De suspensiones es muy cómodo teniendo en cuenta su categoría, pero no tanto como por ejemplo un Q5 o un Audi e-tron, notándose más los resaltos o tapas de alcantarilla. Pero como digo, ni mucho menos es nada grave.

La suspensión siempre es McPherson en el tren delantero y multibrazo en el trasero, aunque existen tres amortiguadores distintos: Los de serie, otros más firmes y deportivos y los adaptativos con dureza variable.

Eso sí, menos me ha convencido el tacto del pedal de freno. Es un común habitual en los coches eléctricos, híbridos y micro híbridos, pues no es fácil afinar el paso de la frenada regenerativa a la convencional. El tacto del pedal no es ni mucho menos tan malo como en el Clase C que probamos hace escasas semanas, pero se echa en falta un poquito más de control y de sensibilidad. Eso sí, al final de la jornada terminé adaptándome casi por completo.

Sorprendente en conducción dinámica, pero con confort en vías rápidas

Prueba Audi Q4 e-tron curvas

En esta presentación pudimos realizar muchos kilómetros por carreteras convencionales y tramos revirados. Ahí descubrimos que el comportamiento dinámico en conducción deportiva es intachable. La puesta a punto para conducir a ritmo alegre es difícilmente mejorable, contando nuestra unidad con la suspensión adaptativa y neumáticos de perfil bajo en llantas de 21 pulgadas.

Para nada se siente tan pesado como las 2 toneladas que anuncia su ficha técnica, y ya podrás imaginar que con 299 CV, suspensión dinámica y neumáticos de perfil bajo puedes ir a un ritmo muy alto. Porque la verdad es que el chasis y la suspensión en modo Dynamic contienen francamente bien las posibles inercias. Al fin y al cabo hay que recordar que buena parte de esos 2.000 kilos están en la zona baja, reduciendo el centro de gravedad.

A la hora de descender los puertos de montaña podemos jugar con las levas que tenemos tras el volante para variar la retención y la recarga de la batería al levantar el pedal derecho. Si no vamos demasiado deprisa prácticamente podemos bajar un puerto sin tocar el pedal de freno. También podemos optar por el modo de retención B con el selector de la transmisión.

Con las levas escogemos cuatro niveles de retención: A vela, 0,06 g, 0.1 g y 0,15 g. Por cierto, la frenada regenerativa funciona en solitario hasta las 0,3 g con el pedal, pasando a continuación a utilizar los discos y pastillas, y las zapatas de los frenos de tambor traseros.

Audi Q4 50 e-tron

Como no podía ser de otra forma, también se muestra muy suelto en autovías y autopistas, donde lo recomendable es viajar a 120 km/h para que la autonomía no baje a gran ritmo. En cualquier caso, se siente bastante aplomado y transmite confianza, manteniendo ese buen aislamiento acústico. Si queremos adelantar o incorporarnos solo hay que dar un buen pisotón con el pie derecho y cuando nos queramos dar cuenta ya habremos completado la maniobra.

Conclusiones

El Audi Q4 e-tron llega para ofrecer el nuevo acceso a la gama eléctrica de la marca de los cuatro aros. Destaca en apartados como la calidad interior, el perfecto aprovechamiento del espacio, una fantástica dinámica y un diseño realmente atractivo. Sinceramente cuesta encontrarle puntos mejorables. Probablemente el precio si queremos un equipamiento completo, algo habitual en las marcas premium.

Prueba Audi Q4 e-tron perfil trasero

Siendo francos, creo que está muy por encima en comparación con el Mercedes EQA en espacio y comportamiento. Mientras, el Volvo XC40 Recharge Eléctrico tiene un habitáculo ligeramente más pequeño y también 100 litros menos de maletero, pero a nivel de calidad está en un punto por encima y sus prestaciones, con 408 CV, son muy superiores. Eso sí, es más caro y su diseño exterior puede resultar menos atractivo porque la carrocería lleva varios años en el mercado.

Artículo relacionado:
Prueba Mercedes EQA 250, todo sobre el nuevo crossover eléctrico
Artículo relacionado:
Prueba Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro: Una sorpresa de 408 CV

Bajo mi punto de vista, si tuviera que comprarme un Q4 e-tron apostaría por la mecánica e-tron 40 y por el acabado Advanced añadiendo opcionales o pasando ya al S Line. Me parece una apuesta más equilibrada entre precio, prestaciones y autonomía.

Equipamientos Audi Q4 e-tron

Prueba Audi Q4 e-tron llantas 21 pulgadas

Básico

  • Llantas de 19 pulgadas
  • Asientos calefactables
  • Volante achatado con levas
  • Audi Sound System
  • Faros Full LED
  • Asistente de mantenimiento en carril
  • Sensor de aparcamiento trasero
  • Pantalla de 10,25 pulgadas
  • Cuadro de instrumentos digital

Advanced (añade a básico por 4.650 €)

  • Apoyo lumbar en asiento del conductor
  • Espejos antideslumbrantes y abatibles
  • MMI Navegación Plus
  • Phonebox con Audi Smartphone interface
  • Sensores de aparcamiento delanteros
  • Control de crucero
  • Acabado exterior Advanced
  • Pintura de contraste
  • Portón del maletero eléctrico
  • Reconocimiento de señales de tráfico

S Line (añade a Advanced por 2.450 €)

  • Llantas de aleación de 20 pulgadas Grafito
  • Asientos deportivos
  • Tapizado del techo en negro
  • Línea exterior S Line
  • Inserciones exteriores en acabado plateado
  • Dirección progresiva
  • Audi drive select
  • Suspensión deportiva rebajada en 15 mm

Black Line (añade a S Line por 1.700 €)

  • Llantas de 20 pulgadas Audi Sport
  • Paquete de estilo negro
  • Carcasas de los retrovisores en negro
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Barras de techo en negro

Precios Audi Q4 e-tron

Prueba Audi Q4 e-tron frontal

Las siete primeras versiones que aparecen en esta tabla de precios no deberían tener problemas para entrar en el nuevo Plan Moves III, pues tienen un precio franco fábrica inferior a 45.000 euros, que es lo que exige el plan. Así, nos beneficiaríamos de hasta 7.000 euros de descuento si achatarramos un vehículo, 4.500 si no lo achatarramos.

Versión comercial Potencia Tracción Acabado Precio
Versión comercial Potencia Tracción Acabado Precio
Q4 35 e-tron 170 CV Trasera Básico 44.460 €
Q4 35 e-tron 170 CV Trasera Advanced 49.110 €
Q4 35 e-tron 170 CV Trasera S Line 51.560 €
Q4 35 e-tron 170 CV Trasera Black Line 53.260 €
Q4 40 e-tron 204 CV Trasera Básico 48.910 €
Q4 40 e-tron 204 CV Trasera Advanced 53.560 €
Q4 40 e-tron 204 CV Trasera S Line 56.010 €
Q4 40 e-tron 204 CV Trasera Black Line 57.710 €
Q4 50 e-tron 299 CV Quattro Advanced 58.160 €
Q4 50 e-tron 299 CV Quattro S Line 60.360 €
Q4 50 e-tron 299 CV Quattro Black Line 62.060 €

Por otro lado, el Audi Q4 e-tron Sportback ya ha abierto su preventa pese a que no llegará a los concesionarios hasta septiembre. Concretamente resulta 2.100 euros más caro en el acabado Básico (aunque con mayor equipamiento), 1.165 en el Advanced y 1.500 euros más en las terminaciones S Line y Black Line; por supuesto hablando siempre a igualdad de motorización.

Siempre puedes consultar el configurador de la marca para crear una unidad a tu gusto.

Galería Audi Q4 e-tron


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.