Comparativa Hyundai Kona Vs Seat Arona

Comparativa Hyundai Kona Vs Seat Arona

¿Hyundai Kona o Seat Arona? Cada vez son más los crossover y SUV de tamaño contenido los que se ven por nuestras calles y carreteras. Por segmento, son conocidos como B-SUV (también SUV-B), y son todos aquellos modelos con una carrocería ligeramente elevada y cuya longitud total se encuentra entre los 4 y los 4,2 metros aproximadamente.

Como decía, hay muchas alternativas en esta categoría. Sin embargo, hoy hemos venido a comparar dos modelos muy interesantes y que tienen una gran aceptación en el mercado español. Ambos están entre los más vendidos del segmento B-SUV en España. Son el Hyundai Kona y el Seat Arona. En los siguientes párrafos vamos a compararlos y a evaluar punto por punto cada apartado.

Diseño exterior

El diseño de cualquier coche siempre es algo muy personal. Un mismo coche a unos les puede gustar y a otros les puede parecer horrendo. Es por ello que no nos gusta hablar demasiado de este apartado, pues no tiene sentido hablar de gustos cuando cada uno tiene los suyos; y más cuando hablamos de estética. Sin embargo, sí podemos echar un vistazo a los diferentes estilos y rasgos de cada coche. En este caso son muy distintos entre sí.

Si empezamos con el Hyundai Kona nos encontramos con un coche de líneas robustas y que transmite la impresión de ser más grande de lo que realmente dictan sus cotas exteriores. Fijaos en la robustez de las ópticas delanteras y traseras, de las formas de los paragolpes o de los marcados pasos de rueda.

Bajo mi punto de vista, este modelo de Hyundai es un coche con mucho carácter y personalidad. Puede gustar mucho o no gustar nada.

También cuenta con ópticas separadas. Como se puede ver en las imágenes, en la parte delantera tiene por un lado las luces diurnas, por otro los faros principales y abajo las luces de antiniebla. En la parte trasera divide la iluminación convencional de los intermitentes y antinieblas.

Por su parte, el Seat Arona tiene un diseño menos trabajado y menos arriesgado. Y digo menos trabajado porque, como sabéis, el Arona deriva directamente del Ibiza. Seat ha mantenido muchos rasgos de su mítico utilitario en este B-SUV. Los faros, la parrilla y muchos pliegues son prácticamente iguales. En la trasera cambia algo más, pero se reconoce fácilmente como un Seat.

Obviamente, viendo lo bien que estaba funcionando el Ibiza, aunque poco emotiva, era una apuesta sobre seguro. Y es que arriesgar puede salir muy bien a nivel comercial, pero también puede ser un fiasco total. Seat ha ido a lo seguro con el Arona, a no equivocarse y a tener garantías de éxito. Así se ha convertido en uno de los SUV más vendidos en España.

Diseño interior, tecnología y calidades

Hyundai Kona volante

Seat Arona FR interior

En el habitáculo de ambos coches se ha mantenido el estilo, las líneas generales y la disposición habitual de sus respectivas marcas. El interior del Kona sigue la línea de otros modelos de Hyundai, como el i30, por ejemplo. Mientras, el Arona es muy parecido al ya citado Ibiza.

Personalmente me gusta más el resultado general del Hyundai Kona que del Seat Arona, aunque hay puntos en los que el español es mejor que el surcoreano. La percepción de calidad por los materiales utilizados y los ajustes es superior en el Kona. El tacto del volante, del salpicadero o de la botonería de la consola central es superior en el caso del asiático.

Sin embargo, el Arona tiene mejor sistema de infoentretenimiento. Este modelo puede tener cuadro de instrumentos digital con navegador, algo de lo que el Hyundai no puede presumir. La pantalla central del salpicadero también tiene mejor resolución y manejo en el caso del Seat, siendo más rápida y mostrando mejor las informaciones. A favor del Kona, esta pantalla central está en una posición más elevada y, por tanto, más natural.

El manejo del climatizador en el Seat Arona me parece un poco “pegote”. Esos detalles están más cuidados en el Hyundai Kona.

Dimensiones exteriores y espacio interior

Longitud Anchura Altura Batalla
Longitud Anchura Altura Batalla
Hyundai Kona 4.165 mm 1.800 mm 1.550 mm 2.600 mm
Seat Arona 4.138 mm 1.780 mm 1.552 mm 2.566 mm

En la tabla superior tenéis las cotas de ambos modelos. Como se puede ver, la diferencia en cuanto a longitud, anchura y altura es mínima. La mayor diferencia viene dada por la batalla, que en el caso del Kona es 3,4 cm más larga que en el Arona. Como es habitual, las plazas delanteras son suficientemente amplias para adultos de prácticamente cualquier talla.

Aunque no lo parezca, esos 34 mm extra de batalla pueden notarse en el habitáculo. La mejor prueba de ello es que el Hyundai ofrece un poco más de espacio para las piernas que el Seat, por lo que los ocupantes de las plazas posteriores pueden viajar más a gusto. De todos modos, el Arona no es incómodo o angosto en ese sentido. Pocas diferencias hay en cuanto a altura para la cabeza y anchura.

Son coches en los que cuatro ocupantes pueden viajar cómodamente. Al fin y al cabo, sin ser coches grandes, tampoco son coches tan pequeños, pues superan los 4 metros de longitud. Eso sí, viajar con cinco ocupantes adultos ya es algo muy comprometido y que no recomiendo salvo por fuerza mayor.

Maleteros

Maletero Hyundai Kona

Seat Arona maletero

Si dejamos a un lado el habitáculo y abrimos el portón trasero, ambos coches nos reciben con un espacio de carga más que correcto. El maletero del Hyundai Kona nos recibe con una capacidad de 361 litros y formas muy aprovechables. En el caso del Seat Arona también tenemos formas cúbicas para repartir bien el equipaje, además de un volumen superior que asciende hasta los 400 litros.

Teniendo en cuenta el segmento, los tapizados son correctos en ambos, pero solo en el Seat podemos colocar el suelo en dos alturas diferentes. Una ventaja en el modelo coreano es que el suelo está enrasado con la boca de carga.

Oferta de mecánicas

Donde el Hyundai Kona gana por goleada al Seat Arona es en el apartado de motorizaciones. Y es que el coche asiático tenemos mucha variedad, pues existen mecánicas diésel, de gasolina, híbrida e incluso una eléctrica. También tiene versiones con tracción 4×4. El español se conforma con motores de gasoil y de gasolina, además de una variante de GNC. Los dos pueden utilizar cambio manual o transmisión de doble embrague.

Motorizaciones Hyundai Kona

Hyundai Kona motor CRDi

Denominación Combustible Nº cilindros Cilindrada Potencia
Denominación Combustible Nº cilindros Cilindrada Potencia
1.0 T-GDI Gasolina 3 cilindros 998 cc. 120 CV
1.6 T-GDI Gasolina 4 cilindros 1.591 cc. 176 CV
1.6 CRDi diésel 4 cilindros 1.598 cc. 115 CV
1.6 CRDi diésel 4 cilindros 1.598 cc. 136 CV

El Hyundai Kona híbrido de gasolina tiene un motor atmosférico de 1.6 litros de gasolina y un propulsor eléctrico. Es el mismo tren motriz que el del Hyundai Ioniq, desarrollando una potencia conjunta de 141 CV. A diferencia de otros híbridos no enchufables, éste cuenta con una transmisión de doble embrague.

Recientemente se ha incorporado a la gama el Hyundai Kona Eléctrico. Existen dos versiones con distinta potencia y autonomía. La más accesible nos ofrece 136 CV con una batería de 39 kWh, pudiendo recorrer unos 300 kilómetros con una sola carga. Por su parte, la más prestacional da 204 CV y gracias a su batería de 64 kWh puede tener un alcance de unos 480 kilómetros.

Artículo relacionado:
Prueba Hyundai Kona Eléctrico 204 CV

Motorizaciones Seat Arona

Seat Arona motor

Denominación Combustible Nº cilindros Cilindrada Potencia
Denominación Combustible Nº cilindros Cilindrada Potencia
1.0 TSI Gasolina 3 cilindros 999 cc. 95 CV
1.0 TSI Gasolina 3 cilindros 999 cc. 115 CV
1.5 TSI Gasolina 4 cilindros 1.498 cc 150 CV
1.0 TGI GNC y gasolina 3 cilindros 999 cc. 90 CV
1.6 TDI Diésel 4 cilindros 1.598 cc. 95 CV

El Seat Arona cuenta en su oferta mecánica con dos motores de gasolina. El más pequeño es el 1.0 TSI de tres cilindros, que se ofrece con potencias de 95 y 115 CV. Este mismo motor también se ofrece con GNC en su versión 1.0 TGI, dando 90 CV. El más potente es el 1.5 TSI Evo de 150 CV con desactivación de cilindros. Por su parte, el diésel es un 1.6 TDI de 95 CV.

Comportamiento dinámico

A nivel de comportamiento dinámico nos encontramos con dos coches que son muy polivalentes. Son modelos aptos tanto para los trayectos diarios en vías urbanas como para platearse un largo viaje. Sin embargo, hay diferencias entre sí.

En Actualidad Motor hemos podido probar tanto el Hyundai Kona como el Seat Arona. La sensación es que, aunque ambos son muy válidos para conducción urbana y también para viajar, uno se desenvuelve algo mejor en la ciudad y otro muestra un mejor comportamiento en autopistas. Y todo ello teniendo en cuenta que su carrocería tiene dimensiones muy similares.

El Seat Arona se percibe como un coche más urbano. Se muestra algo más ágil a la hora de callejear que el Hyundai Kona. La dirección tiene más asistencia y la visibilidad trasera y hacia los lados es algo superior, lo que da algo más de seguridad al maniobrar en zonas estrechas. En resumen, es más sencillo tener todos los ángulos controlados y requiere menos esfuerzo.

Hyundai Kona

Seat Arona perfil trasero

Por su parte, el Kona tiene un chasis superior. Se nota que el surcoreano tiene una mejor pisada a la hora de conducir en autopista, transmitiendo un mayor aplomo y sensación de seguridad y control a alta velocidad. Además, la dirección tiene un mejor tacto y es más precisa. A esto también hay que añadir que está mejor insonorizado que el Arona, lo que siempre es de agradecer y suele cambiar la percepción del coche.

Gracias a esa mejor “pisada”, tacto y precisión de dirección, así como al mejor equilibrio de la suspensión, también se desenvuelve mejor si nos decidimos a practicar una conducción deportiva por una zona de curvas. No es para lo que están pensados estos coches, pero de vez en cuando nos gusta darnos alguna alegría, ¿verdad? En esos momentos el Kona es superior y transmite más feeling que el Arona.

Sí es cierto que por norma general los motores de Hyundai son algo más “gastones” que los utilizados por el Grupo Volkswagen. El consumo de las mecánicas es uno de los detalles a pulir por Hyundai, pues es algo generalizado y sabido que sus coches demandan algo más de combustible que la mayoría de su competencia.

Por tanto, bajo mi punto de vista, si no nos importa demasiado el tacto de conducción y vamos a utilizar el coche prácticamente solo para recorridos urbanos, el Seat Arona puede resultar más interesante. En el lado opuesto, si vamos a realizar algunos viajes de vez en cuando y preferimos un tacto de conducción algo más dinámico, considero que el Hyundai Kona es una opción más satisfactoria.

Artículo relacionado:
Prueba Hyundai Kona, con fuerza y sin complejos para el duro segmento B-SUV
Artículo relacionado:
Prueba Seat Arona 1.6 TDI 115 CV Xcellence Edition

Sistemas de seguridad

Aunque sean dos coches de marcas generalistas y no estemos ante un tamaño grande y precio elevado, lo cierto es que ambos pueden venir bien equipados. Eso sí, como es habitual, depende del nivel de equipamiento. En el caso de Hyundai son equipamientos cerrados en los que solo podemos elegir el color. Mientras tanto, Seat sí nos deja añadir algunos opcionales a cada nivel de acabado. Pero en este apartado os vamos a hablar de los equipamientos de seguridad y asistentes a la conducción.

Sea como fuere, ambos pueden contar con sensor de aparcamiento posterior, control de crucero y limitador de velocidad, sensor de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero cruzado, luces de LED con largas automáticas, sensor de lluvia, ayuda al mantenimiento en el carril o detector de fatiga. Para tratarse de coches del segmento B-SUV, no está nada mal, ¿verdad?

Resultados EuroNCAP

Hyundai Kona Seat Arona
Hyundai Kona Seat Arona
Ocupantes adultos 87 % 95 %
Ocupantes infantiles 85 % 80 %
Peatones 62 % 77 %
Seguridad activa 60 % 60 %

Tanto el Hyundai Kona como el Seat Arona se sometieron a los test de choque EuroNCAP en el año 2017, cuando fueron lanzados al mercado, y obtuvieron las 5 estrellas. En la tabla superior se puede apreciar que el Arona es algo más seguro en cuanto a protección para adultos mientras que el Kona lo supera en protección infantil. En caso de atropello el de Seat ofrece más seguridad, habiendo un empate en términos de sistemas de seguridad activa y asistentes.

¿Cuáles son sus precios?

Llega el momento de visitar los configuradores de las marcas y hacer una simulación de compra de estos dos modelos. Como solemos hacer, primero vamos a ver el precio de las versiones más económicas y, posteriormente, comprobaremos el precio que tendríamos que pagar por unas unidades de equipamiento medio-alto y con una mecánica suficientemente solvente.

Según el configurador de Hyundai podemos adquirir un Kona de acceso por 13.980 euros (promociones y financiación incluidas). Corresponde con el nivel de equipamiento Essence MY19 y el motor 1.0 T-GDI de 120 CV con cambio manual y tracción delantera.

Este motor puede ser suficiente si no circulamos siempre por vías rápidas y muy cargados. Si lo seleccionamos con el nivel de acabado SLE, el precio es de 18.490 euros. Esta terminación incluye de serie llantas de 16 pulgadas, parrilla negra, luces automáticas, asiento del conductor con ajuste lumbar eléctrico, equipo de audio con pantalla táctil de 7 pulgadas, cargador inalámbrico para el móvil, CarPlay y Android Auto, cámara de marcha atrás, alerta de tráfico cruzado, head-up display, climatizador, control de crucero y limitador, entre otros.

Los precios indicados son los que aparecen en los configuradores de las marcas. Hay que tener en cuenta que cada compañía muestra (o no) sus descuentos y promociones de formas diferentes, así como cada una lleva diferentes condiciones de financiación que determinan el precio real del vehículo. Por ello, es aconsejable hablar con un comercial y que detalle claramente los “números”.

Si cerramos el configurador de Hyundai y nos vamos al de Seat, nos encontramos con que un Arona con acabado Reference Go y el motor 1.0 TSI de 95 CV puede salirnos por 15.980 euros (financiación incluida). Como en el caso del Kona, también es una versión con cambio manual. Sin embargo, hay 25 caballos de diferencia a favor del asiático.

Buscando un poco más de equipamiento y prestaciones, damos el salto al Seat Arona 1.0 TSI de 115 CV y el nivel de acabado Style Go, cuyo precio oficial es de 18.240 euros. De serie incorpora, entre otras cosas, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico posterior, antinieblas delanteros, control de crucero adaptativo, sensor de luz y lluvia, detector de fatiga, climatizador bizona, Full link, pantalla central de 6,5 pulgadas y barras de techo en negras.

Conclusiones

Hyundai Kona lateral trasera

Seat Arona urbana

Tras haber probado ambos modelos y después de haberlos comparado, ya podemos ir sacando conclusiones y ver las principales diferencias. Estéticamente son coches muy diferentes, con un diseño conservador pero que gusta en el caso del Seat y un estilo más atrevido y personal en el caso del Hyundai.

En el interior la calidad general es superior en el Kona, pero el Arona tiene mejor resuelto el tema del infoentretenimiento y su fluidez. Las plazas traseras son similares, pero ligeramente mejores en el caso del Kona por disfrutar de algo más de espacio para las rodillas. En cuanto al espacio de carga, el maletero es superior en el caso del Seat; 39 litros concretamente.

Respecto a la conducción, el Seat Arona transmite menos información que el Hyundai Kona y tiene una peor puesta a punto de la suspensión. Parece tener un planteamiento más urbano. Como hemos dicho, el asiático se desenvuelve mejor que el español si decidimos abandonar la ciudad y realizamos viajes, transmitiendo mayor seguridad y aplomo al volante.

Otros rivales

No son pocos los rivales de estos dos B-SUV. Como hemos citado al inicio de este artículo, es un segmento muy poblado y que, además, cada vez se demanda más. Los fabricantes, lógicamente, no se resisten a ofrecer sus productos para tener su trozo del pastel.

De este modo, por mencionar algunos rivales, encontramos a los Peugeot 2008, Renault Captur, Volkswagen T-Cross, Citroën C3 Aircross, Nissan Juke, Fiat 500X, Jeep Renegade o incluso el Audi Q2 (aunque obviamente se encuentra en un nivel superior en cuanto a calidad y precio).

Artículo relacionado:
Prueba Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 115 CV Sport (vídeo)
Artículo relacionado:
Prueba Fiat 500X Cross 1.0 turbo 120 CV (con vídeo)
Artículo relacionado:
Prueba Jeep Renegade Limited 1.6 MultiJet II 120 CV 4×2 (con vídeo)
Artículo relacionado:
Prueba Audi Q2 1.6 TDI 116 CV, el SUV diferente de Ingolstadt

En resumen

Puntos positivos Hyundai Kona

  • Aplomo en vías rápidas
  • Variedad mecánica

Puntos negativos Hyundai Kona

  • Maletero inferior
  • Peor sistema de infoentretenimiento

Puntos positivos Seat Arona

  • Agilidad en vías urbanas
  • Diseño poco arriesgado, pero que suele agradar

Puntos negativos Seat Arona

  • Peor tacto de conducción fuera de la ciudad
  • Peores calidades

Galería Hyundai Kona

Galería Seat Arona


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.