–––
Mazda CX-3

Mazda CX-3

Desde 19.448euros
  • Carrocería SUV
  • Puertas 5
  • Plazas 5
  • Potencia 121 cv
  • Consumo 6,2 - 7,1 l/100km
  • Maletero 350 litros
  • Valoración 4,3

Mazda es una de esas grandes marcas japonesas con poca presencia en el mercado europeo. Su porfolio de productos dispone de diversas unidades donde la gama SUV copa casi todo el protagonismo. El Mazda CX-3 es la unidad más pequeña de esa familia, un modelo enclavado perfectamente en el nicho comercial de mayor crecimiento en Europa, el segmento B-SUV.

Como ya hemos dicho, es el todocamino más pequeño de la casa, por encima encontramos a sus hermanos mayores: Mazda MX-30, Mazda CX-30 y Mazda CX-5. De todos ellos, el CX-3 es el segundo en venderse en nuestro mercado. Su andadura comercial arranca en el año 2015, siendo previamente presentado de forma oficial en el Salón de Los Ángeles de 2014. Hecho provocado por la gran importancia del mercado americano en Mazda.

Esa primera generación todavía sigue vigente, aunque a mediados de 2018 sufre una pequeña actualización. Un pequeño restyling que apenas cambia el aspecto exterior, pero que suma más tecnología y equipamiento a la vez que altera la gama mecánica, adaptándola a los nuevos requerimientos exigidos por las actuales políticas medioambientales reinantes en la Unión Europea.

Características técnicas del Mazda CX-3

Mazda Rent&Drive

A la hora de desarrollar el Mazda CX-3 los ingenieros echaron mano de una plataforma ya conocida y empleada con anterioridad. Bajo su elegante carrocería, el B-SUV esconde la arquitectura más pequeña de la casa, la misma que emplea el Mazda2. Se caracteriza por una posición delantera transversal y por una tracción delantera.

A pesar de disponer de la misma plataforma que el Mazda2, el CX-3 altera las medidas exteriores para ser un poco más espacioso por dentro, pero sin saltar de segmento. 4,27 metros de largo, 1,76 metros de ancho y 1,53 metros de alto. A esas cotas hay que sumar una distancia entre ejes de 2,57 metros, batalla suficiente para homologar una capacidad máxima de cinco pasajeros.

Los tres ocupantes posteriores irán ciertamente limitados en cuanto a espacio ya que no hay mucha separación con los asientos delanteros, además de una distancia entre hombros corta. El maletero oficializa un volumen mínimo de 350 litros, ampliables a 1.260 litros cuando se abate la segunda fila de asientos. Por último, a pesar de ser un SUV su altura libre con respecto al suelo está limitada a 15,5 centímetros.

Gama mecánica y cajas de cambio del Mazda CX-3

Mazda CX-3

A la hora de movilizar el CX-3, Mazda ha planteado una gama muy variada desde su lanzamiento y posterior actualización. En la renovación de 2018 el B-SUV japonés eliminó del porfolio mecánico todas las unidades con motor diésel. Desde entonces la gama está limitada exclusivamente a un solo motor de gasolina. Algo que claramente lo limita con unos rivales que ofrecen un mayor abanico de posibilidades.

La única variante disponible es conocida como Skyactiv-G. Emplea una tecnología muy corriente en la gama, pudiendo disponer de ella otros modelos como el Mazda3, por ejemplo. Se trata de un motor atmosférico de gasolina de cuatro cilindros y 1.998 centímetros cúbicos. Desarrolla una sola potencia, 121 caballos a 6.000 revoluciones y 206 Nm de par motor a 2.800 vueltas.

De serie llega asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades que envía toda la fuerza al eje delantero sin posibilidad de equipar un esquema de tracción total. Solo las versiones más altas de equipamiento pueden unir fuerzas con una caja de cambios automática de tipo convertidor de par con seis velocidades. Una opción que encarece la compra unos 2.000 euros.

Equipamiento del Mazda CX-3

Mazda CX-3

De puertas para dentro el Mazda CX-3 es fiel a la filosofía de la marca japonesa. Ofrece un nivel de calidad superior al estándar de su segmento. Emplea materiales de agradable tacto que mejoran el confort de todos los ocupantes. También se ofrecen superficies acabadas en plástico duro. Todo ello se completa con un excelente proceso de montaje que da la sensación de aguantar perfectamente el paso del tiempo.

Como es costumbre en Mazda, se ofrecen diferentes soluciones de equipamiento. La gama está estructurada en cuatro niveles diferentes: Origin, Evolution, Evolution Design y Zenith. En cada uno de ellos se modifica la carga de equipamiento y la disponibilidad de cambio automático. No hay variación en cuanto al diseño, que salvo por los juegos de llantas, se mantiene constante en todas las versiones.

En cuanto al equipamiento en sí, el Mazda CX-3 empieza a achacar una falta de actualización si lo comparamos con sus más inmediatos rivales. Están presentes elementos como: Head-Up Display, conectividad Apple CarPlay y Android Auto, sistema multimedia con panel táctil de siete pulgadas, cámara de aparcamiento trasera, climatizador, faros Full LED, y un discreto, pero completo, equipo de asistentes a la conducción y elementos de seguridad.

El Mazda CX-3 en vídeo

El Mazda CX-3 según Euro NCAP

Euro NCAP sometió al Mazda CX-3 a sus test de impacto en el año 2015. Tras dichos análisis, el B-SUV quedó certificado como un modelo con cuatro estrellas de seguridad. Los datos registrados en cada prueba son los siguientes: En caso de impacto, la protección a ocupantes adultos y niños alcanzó un 85 y 79 por ciento respectivamente. Un 84 por ciento de protección es la nota obtenida en caso de atropello a peatones o ciclistas. Por último, en cuanto a ayudas activas a la conducción logró un 64 por ciento.

El Mazda CX-3 de Km 0 y segunda mano

El CX-3 no es uno de los modelos más vendidos de la marca en nuestro país, y tampoco es uno de los modelos más vendidos de su categoría. En estos años el japonés se ha labrado una merecida fama de calidad, comodidad y durabilidad. Aunque no haya disponibles muchas unidades en los canales de venta secundarios, el Mazda CX-3 disfruta de un porcentaje de depreciación aproximado del 30,5%, un valor medio dentro del segmento.

Si echamos un vistazo al mercado de ocasión o segunda mano, las unidades más asequibles están a la venta con precios próximos a los 11.000 euros. Son precios para modelos de 2016 con mecánica gasolina y unos 60 mil kilómetros, aproximadamente. El canal de Km 0 es prácticamente inexistente. Apenas un puñado de unidades disponibles ya que los concesionarios no acumulan stock ante la baja demanda. Los precios incluyen ligeros descuentos con respecto a los precios de lista.

Rivales del Mazda CX-3

Mazda CX-3

El Mazda CX-3 se encuadra en el segmento más reñido del mercado, el de los SUV utilitarios, el nicho de mayor crecimiento en Europa. Por posicionamiento y precio el CX-3 puede ser considerado como un modelo premium, aunque en realidad milita en la categoría generalista. Algunos de los modelos con los que ha de batir sus ventas son los Citroën C3 Aircross, Fiat 500X, Hyundai KONA, KIA Stonic, Nissan Juke, Peugeot 2008Opel Mokka, Volkswagen T-Cross, Skoda Kamiq, Renault Captur, Audi Q2 o Seat Arona, entre otros. Todos ellos son similares en tamaño y características, aunque el japonés, junto con el Audi, es de los más caros.

A destacar

  • Calidad interior
  • Diseño
  • Posibilidades de equipamiento

A mejorar

  • Habitabilidad
  • Gama mecánica limitada
  • Precio

Precio del Mazda CX-3

A la hora de pasar por caja, el CX-3 demuestra que se encuentra entre dos horizontes. Mitad generalista, mitad premium, los precios están más enfocados a lo segundo que a lo primero. Actualmente el precio de salida del Mazda CX-3 es de 21.895 euros, sin ofertas o promociones. Ese valor corresponde a una unidad con acabado Origin. En el otro lado de la balanza se encuentra el CX-3 Zenith con cambio automático, su precio de salida es de 26.145 euros, sin ofertas o descuentos.

Galería de fotos del Mazda CX-3

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.